cuba-blockchain-criptomonedas-potencial

[et_pb_section bb_built=”1″][et_pb_row][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text _builder_version=”3.12.1″]

La dictadura en Cuba oculta entre sus consecuencias una ironía desconocida para muchos. Pese a más de 60 años sin acceso a internet, la censura impuesta por el gobierno ha convertido a los cubanos en pioneros de la descentralización de la información, esparciendo noticias del mundo en sus propias calles desde hace años.

La sociedad cubana de la Habana no solo ha creado una forma descentralizada de compartir información prescindiendo del Internet para desafiar una barrera impuesta por más de medio siglo, sino que también desafían estereotipos sobresaliendo en el área de ciencias computacionales.

Además, la capital de la isla ya cuenta con un centro dedicado al estudio de la tecnología blockchain, el Havana Blockchain Center.  Eduardo Sánchez, fundador del centro, desmitifica la visión que se mantiene hasta el momento en cuanto a la sociedad cubana, la cual lejos de conformarse con el veto internacional y a las barreras de la dictadura, ha evolucionado para mantenerse al paso de los tiempos, de una manera bastante particular.

cuba-computación-programación-blockchain
Las habilidades de los programadores cubanos son competitivas a nivel internacional, desafiando el estereotipo de pertencer a una sociedad no tecnológica. Fuente: cubaenmiami.com

Hay muchas lagunas para el público en general cuando hablamos de la adopción tecnológica en Cuba. Primero dime, ¿consideras que Cuba tiene potencial para la adopción de nuevas tecnologías como blockchain y criptomonedas?


ES: Cuba es un país con amplias limitaciones financieras. Las sanciones económicas de EEUU hacia Cuba dificultan el uso del dólar como divisa internacional, y limitan en gran medida las transacciones bancarias entre empresas con operaciones en EEUU y la isla. Esto causa que los cubanos no puedan acceder a servicios financieros internacionales, limitando posibilidades de comercio no solo con los Estados Unidos, sino con el resto del mundo.

No es posible hoy en Cuba obtener una tarjeta de débito o crédito con validez fuera del país, pero tampoco existen pasarelas de pago para efectuar compras en línea dentro del país, ni amplios marcos legales para el otorgamiento de créditos. Las tecnologías blockchain podrían llenar este vacío, o al menos fomentar la competitividad en áreas, dadas las vicisitudes, prácticamente dominadas por virtuales monopolios u oligopolios.

Un buen ejemplo es el mercado de las remesas. Este ascendió en 2016 a 3.4 mil millones de dólares, lo que representa una parte no despreciable del PIB cubano. Este mercado está ampliamente dominado por Western Union, una empresa que cobra alrededor de 15% de tasa de transacción. Este costo tan alto está justificado en parte por las restricciones financieras a Cuba, de las cuales unas pocas empresas se benefician, a expensas del dinero de los pequeños ahorristas cubanos.

De la misma manera, dentro del país hay una necesidad creciente entre pequeños emprendedores de establecer una pasarela de pagos funcional, que les permita comercializar sus productos y servicios de manera más eficiente y expedita. La solución a este problema podría pasar por una criptomoneda.

Naturalmente, la adopción de modelos financieros basados en blockchain plantea otros desafíos (como es el caso de la actualización de los mecanismos impositivos), pero en mi opinión, los beneficios sobrepasan las desventajas, y permitirían a Cuba ponerse a la cabeza de los países que aprovechan las tecnologías de consenso distribuido para potenciar su desarrollo.

Lamentablemente, la alineación de Cuba con el bloque pro-soviético durante la guerra fría retrasó nuestra inserción en las tecnologías web. En esta ocasión, tenemos la oportunidad de tomar la iniciativa.

[/et_pb_text][et_pb_testimonial _builder_version=”3.11″ author=”Eduardo Sánchez” job_title=”Fundador” company_name=”Havana Blockchain Center” quote_icon_background_color=”#f5f5f5″]

Dentro del país hay una necesidad creciente entre pequeños emprendedores de establecer una pasarela de pagos funcional, que les permita comercializar sus productos y servicios de manera más eficiente y expedita. La solución a este problema podría pasar por una criptomoneda.

[/et_pb_testimonial][et_pb_text _builder_version=”3.12.1″]

Y hablando sobre tomar las riendas con tecnología, ¿cómo valoras el índice de profesionales cubanos calificados en Ciencias Computacionales?

ES: El mayor potencial económico que tiene hoy Cuba es su altísima tasa de mano de obra cualificada. A través de todo el país se gradúan anualmente cientos de desarrolladores. En particular, se fundó hace 12 años la Universidad de Ciencias Informáticas, todo un centro de altos estudios dedicado específicamente a esta disciplina.
En cuanto al nivel académico y profesional, fue precisamente un equipo de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana el campeón a nivel latinoamericano del Concurso Internacional Universitario de Programación.

 

¿Cómo se introduce la tecnología blockchain en Cuba?

ES: En realidad, dentro del país no existe hoy ningún servicio en fase funcional que esté respaldado por tecnologías blockchain. Sin embargo, existen en Cuba experiencias previas con tecnologías peer-to peer. Dos ejemplos muy representativos son el llamado “paquete semanal” y la SNET.
El “paquete semanal” es una compilación de 1 TB de datos, que es distribuida en dispositivos de almacenamiento USB por toda Cuba. El “paquete” contiene series de televisión, películas, música, aplicaciones informáticas, entre otros, y se mueve de persona a persona, alcanzando a más de 6 millones de usuarios cada semana.
El otro ejemplo es la Street Network o SNET, una especie de Intranet cubana mantenida por decenas de miles de usuarios en toda La Habana. Los participantes en la SNET se agrupan por barrios, los cuales crean fondos conjuntos para comprar equipos de conectividad inalámbrica, con el objetivo de conectarse a un barrio vecino. De esta manera, se crea una red mesh que atraviesa toda la ciudad de manera ininterrumpida, sin una autoridad central que determine su funcionamiento (más bien, operando por consenso de sus integrantes).
Estas iniciativas han surgido para suplir las carencias de infraestructuras que sufrimos en el país. Las tecnologías blockchain pueden asimismo compensar la ausencia de servicios financieros en Cuba, y añadir transparencia al funcionamiento de las instituciones del Estado.
Por otra parte, un caso reciente de empleo de las tecnologías blockchain en Cuba para resolver uno de los problemas anteriormente mencionados ocurrió el año pasado, después del paso del huracán Irma por la isla. Dicho huracán fue el más fuerte registrado hasta hoy, dejando daños millonarios a la economía cubana.
El gobierno abrió cuentas oficiales en bancos del mundo para facilitar el envío de ayuda humanitaria, pero fueron bloqueadas por los propios bancos para evitar multas de EEUU. Este es un caso típico en el que una autoridad central puede efectivamente afectar el libre intercambio de valor entre dos países. Como solución, una empresa rusa creó una criptomoneda para financiar mediante una ICO parte de las reparaciones en la isla.

cuba-blockchain-snet-programacion
La información viaja a través de los hogares cubanos gracias a su propia red descentralizada. Imagen: NPR.org

 

Y ya con este antecedente, dime ¿cómo nace Havana Blockchain Center? ¿Cuál es su propósito y qué hace actualmente?

ES: Havana Blockchain Center nació con el propósito de promover la adopción de paradigmas descentralizados en entre desarrolladores, emprendedores, investigadores e instituciones gubernamentales.
Actualmente realizamos talleres y charlas alrededor de Cuba, en las que entrenamos a los asistentes en el uso de tecnologías blockchain y explicamos sus ventajas y más favorables casos de uso. Los talleres pueden ser de corte más técnico (explicar la utilización de algún framework de desarrollo de algoritmos de consenso distribuido) o más teóricos (como las implicaciones económicas de la adopción de Bitcoin en el mundo).

 

¿Y cómo operan sin Internet?

ES: Usualmente, para demostrar el funcionamiento de una blockchain, es necesario conectar a los participantes a una red. Nosotros llevamos a cada evento los equipos necesarios para montar redes adhoc, a través de las cuales se pueden construir redes de pruebas, así como acceder a los softwares necesarios en cada momento.


¿Ves futuro en el empleo de criptoactivos como medio de pago en Cuba?

ES: Creo que sí se puede implementar una solución que resuelva los problemas anteriormente mencionados, sin agregar una cantidad drástica de problemas adicionales, la inserción de Cuba en el comercio digital puede realizarse mediante criptoactivos.


¿Qué opinas de la posible implantación de Internet móvil para usuarios cubanos este año?

ES: La oferta de Internet móvil para usuarios cubanos representa el acceso a servicios en línea en cualquier lugar que se encuentren, abriendo un abanico de posibilidades para emprendedores y el sector público de ampliar la oferta de servicios a la ciudadanía.

Queda por ver aún el formato comercial en que será ofrecido, así como la accesibilidad de los paquetes de precios. En cualquier caso, el potencial a largo plazo de la sociedad cubana completamente conectada debe tener profundas implicaciones económicas, sociológicas y políticas.


¿Havana Blockchain Center tomará alguna acción aprovechando la llegada de este servicio?

ES: Nosotros evaluaremos los escenarios que se abren para la utilización de tecnologías blockchain a propósito de estas medidas. Como te decía anteriormente, esto dependerá muchísimo del tipo de conexión a la que la mayor parte de la ciudadanía tenga acceso. Llegado el momento, comenzaremos a hacer propuestas concretas para aprovechar la nueva situación, y orientaremos nuestra labor de promoción hacia estas direcciones.


¿Cuáles son los proyectos actuales y futuros de su iniciativa? ¿Cuáles son sus metas para este año?

ES: Actualmente estamos planificando varios talleres alrededor del país, orientados principalmente a la comunidad de desarrolladores de Cuba. Estamos interesados en ampliar los canales de diálogo con otros sectores de la sociedad cubana, enfocándonos en las implicaciones y ventajas de implementar tecnologías blockchain en cada uno de dichos sectores.

A finales del año pasado, el gobierno venezolano anunció la creación de Petro, una moneda digital con el fin de buscar nuevas formas de financiación ante una situación internacional adversa. Salvando las enormes distancias, creo que la cercanía política y diplomática entre Cuba y Venezuela podría atraer la atención del gobierno cubano hacia las criptomonedas, y nos gustaría contribuir desde nuestro espacio a ese debate público que comenzará a gestarse.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here