La actualidad económica de la Argentina está en una posición preocupante. 

El país sudamericano carga con la deuda externa más grande de Latinoamérica, que asciende a $360 mil millones. Asimismo, enfrenta proyecciones del 5,7% de recesión y 10% de desempleo este año producto de la pandemia de COVID 19, de acuerdo al Fondo Monetario Internacional. 

En vista de este complejo panorama, conversamos con Lucas Llach, ex-vicepresidente del Banco Central de la República Argentina. En una entrevista exclusiva para The BlockCode, el economista compartió su análisis de la economía en el país sudamericano y lo que podría deparar en el futuro inmediato.

Terreno resbaladizo

Uno de los puntos más relevantes en la actualidad del argentino promedio es el acceso al mercado cambiario, el cual ha sido sometido a constantes regulaciones bajo la nueva administración de Alberto Fernández.

“Existe un ‘slippery slope’ (terreno resbaladizo) al aplicar controles cambiarios, donde siempre se generan posibilidades de arbitraje con el cambio libre contra el controlado.”, explicó el economista.

Las medidas de control de divisas se han endurecido constantemente, impactando velozmente en la diferencia entre el dólar de mercado libre y el controlado. De acuerdo a Llach, el impacto podría devenir en un precio USD/ARG poco atractivo para exportadores, causando una demanda de dólares por importación sin oferta de divisas.

“La reacción probablemente sea más control a las importaciones. Ese es mi temor”, explicó.

En cuanto a las actuales negociaciones de la deuda externa que han ocupado los titulares de la prensa argentina, el economista la define como una acción necesaria, pero insuficiente para arreglar la inflación.

“Aún arreglando la deuda, el déficit es muy grande debido a la pandemia.(…) Parece difícil que Argentina evita expansiones monetarias continuadas, así que no sé cuánto pueda ayudar a evitar la inflación”, analizó.

Stablecoins: Alternativa de ahorro

El ex-vicepresidente del BCRA también opinó sobre el uso de alternativas financieras para reserva de valor de cara al oscuro panorama económico hacia finales del año 2020. 

“El sistema financiero argentino es muy transaccional, pero no lo usa para ahorrar“, explica. “Creo que las criptomonedas por una cuestión de acceso y que evita la confianza en los bancos, puede ir ganando protagonismo en este caso”.

En este sentido, Llach también apuntó a que en el caso de uso de criptomonedas como reserva de valor, las stablecoins resultan más adecuadas al público general que Bitcoin y otros instrumentos de inversión volátiles.

“Si uno piensa cuáles son las características únicas que hacen a las stablecoins (adecuadas) para la Argentina, es que es el único activo estable, digital, legal y sin confiar en un banco”, resumió.

Puedes ver la entrevista completa aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *